Artículo original Año 2003 Número IV  

REDUCCION DEL AREA CUBIERTA POR ACOLCHADO PLASTICO EN CULTIVO DE MELON

Cantamutto, Miguel; Ayastuy, M. y Kroeger, I.

Departamento de Agronomía
Universidad Nacional del Sur
8000 Bahía Blanca, Argentina.

 

Resumen 

Los acolchados plásticos del suelo se aplican para favorecer el desarrollo del cultivo ya que mejoran la absorción de nutrientes, el uso del agua y el control de malezas. Existe interés en reducir la zona cubierta por el acolchado para ahorrar plástico y contaminar menos. Se desconoce como ello influye en el rendimiento, la precocidad y el control de malezas en el cultivo de melón.
En 1996/97 y 1997/98 se realizaron dos experimentos empleando polietileno negro de 50? que cubrieron el 31,0 % y 33,3 % (E) de la superficie del suelo contrastados contra bandas que cubrieron 58,6 % y 63,3% (A). Para el control temprano de malezas en la temporada 1996/97 se empleó una mezcla de Pendimetalin (n.c. HERBADOX 33) más Linurón (n.c. AFALON) complementado con control manual con azada a los 30 días. En 1997/98 se utilizó Glifosato (n.c. SULFOSATO) o azada a los 30 días de iniciado el cultivo.
En ambos experimentos el tratamiento E tuvo un rendimiento y precocidad similar a A. En 1996/97 ello ocurrió tanto con aplicación de la mezcla de herbicidas como solamente con control manual de malezas. En 1997/98 cuando se aplicó el herbicida Glifosato E rindió igual que A, posiblemente debido a que se controló el rebrote de malezas perennes, lo que no ocurrió con control manual.
Se concluye que es posible angostar el acolchado plástico en melón de trasplante si se complementa con un sistema de control de malezas apropiado.

Palabras clave:
Cucumis melo L., acolchado plástico, herbicidas, rendimiento.

Summary

Plastic mulches are applied in order to promote crop growth , by improving nutrient absorption, water use and weed control. There is some interest in reducing the area covered by the mulching so that plastic can be saved and pollution reduced. It is not known how this could affect the yield, precocity and weed control in the melon crop.
In 1996/97 and 1997/98, two experiments have been carred out using 50µ black plastic mulch that covered 31% to 33,3 % (E) of the soil surface in contrast to bands that covered 58,6% to 63,3 % (A). For early weed control, in the season 1996/97, a mixture of Pendimethalin and Linuron was used, complemented with manual weeding 30 days later. In 1997/98, Glyphosate or manual control of 30 days old crop were compared.
In both experiments, the treatments E and A did not differ in yield and precocity. In 1996/97 this happened with the mixture of herbicides as well as with manual weed control. In 1997/98, treatment E equalled A when herbicide was used, probably because the regrowth of perennial weeds was controlled, but not when manual control was used.
We conclude, that it is possible to narrow the plastic mulch in transplanting melon crop if the proper weed control system is used , without a significant reduction in yield and precocity.

Key words:
Cucumis melo L., plastic mulch, herbicides, yield.

Introducción

En melón, el acolchado plástico del suelo con polietileno negro incrementa el rendimiento y la precocidad (Ferrato et al., 1988, Gabriel et al. 1994, Cantamutto et al., 1995) posiblemente debido a un aumento de la  temperatura alrededor de la planta (Salaman et al., 1991) y en el suelo (Yard, 1992) que favorece la absorción de macronutrientes (Takano, 1991; Cornillon y Obeid, 1993) en funcion a mayor disponibilidad de solutos (Mungia et al. 1998).

 

El acolchado plástico, que se coloca en la línea de cultivo, generalmente cubre una banda igual o mayor a 1 m de ancho (Robinson y Decker-Walters, 1997). Existe interés en estrechar el acolchado para ahorrar costos y disminuir la contaminación del ambiente. Sin embargo no se conoce como  ello repercute en el rendimiento y la precocidad del cultivo.

 

En suelos con gran densidad de semillas de malezas, como los del Sur de la Provincia de Buenos Aires, el angostamiento de la banda podría aumentar las dificultades para controlar su emergencia en los espacios no cubiertos por el plástico. Si se realiza trasplante en suelo desnudo esto puede resolverse aplicando herbicidas de presiembra incorporados (Cantamutto et al., 1995) o preemergentes (Cantamutto et al. 2002). Sin embargo, con acolchados plásticos pueden aparecer problemas de fitotoxicidad a algunos herbicidas (Bellinder et al. 1993).

 

El objetivo del presente trabajo fué evaluar la factibilidad de disminur la superficie cubierta por el acolchado plástico, complementando  mediante el control de las malezas por medios químicos o mecánicos.

Materiales y Metodos

Las experiencias se realizaron en el valle del río Sauce Chico, en  el establecimiento hortícola Granja La Saturnina, Colonia La Merced, Partido de Villarino, (S 38º 40´ 28"  W 62º 28´ 18") en un suelo aluvial, de alta fertilidad natural incrementada mediante frecuentes enmiendas orgánicas, durante las campañas agrícolas 1996/97 y 1997/98. El cultivar empleado fué el híbrido  MAGNUM 45 de tipo reticulado, con un manejo orientado a obtener precocidad en las condiciones ecológicas de la región (Cantamutto et al. 2000).

 

Ensayo 1996/97:

Los plantines fueron logrados en invernáculo en contenedores con forma de pirámide trunca invertida, de 3,8 cm3, utilizando lombricompuesto mas suelo arenoso (1:1 v/v). El trasplante se realizó el 10 de noviembre de 1996, cuando presentaban dos hojas verdaderas, y una edad de 40 días. Las  plantas se dispusieron en camellones planos con surcos de riego separados de 1,45 m entre sí, a una densidad de 6.987 pl/ha. El riego fué gravitacional por surco, con  frecuencia semanal hasta iniciar la cosecha y cada diez días posteriormente.

 

Se evaluaron dos niveles de acolchado de polietileno negro de 50 m, en  banda de 0,85 m lograda con una lámina de 1m  que cubrió el 58,6% de la superficie bajo cultivo (A) y  en banda de 0,45 m obtenida con polietileno de 0,60 m, que cubrió el 31,0% de la superficie total (E).  En el tratamiento A las plantas se dispusieron sobre los bordes, cercanas al surco de riego mientras que en E se situaron en el centro del camellón, a fin de posibilitar el acceso al agua de riego proveniente de los dos surcos que lo delimitaban.

 

Para el control temprano de las malezas se utilizaron los herbicidas Pendimetalin (n.c. HERBADOX 33) a razón de 1.320 g de p.a./ha más 940 g de p.a. de Linurón (n.c. AFALON), mezcla que tuvo muy buen comportamiento en las experiencias previas (Cantamutto et al., 2002) (HERBICIDA). Los herbicidas se aplicaron inmediatamente luego del trasplante, sobre suelo húmedo  y fueron incorporados mediante rastrillo aplicado en forma manual. Su efecto fué contrastado contra testigo sin herbicidas (TESTIGO). En todos los tratamientos los 31 días del trasplante se eliminaron las malezas presentes en forma manual, mediante azada.

 

Luego de realizado el trasplante, a los 14 días se evaluó la densidad del cultivo, y a los 30 días se evaluó la presencia y estado de las malezas, discriminando las especies principales. La cosecha se realizó cuando los frutos comenzaban a formar tejido de absición, en cuatro períodos de cosecha de una semana cada uno, evaluando el rendimiento parcial por semana y total.

 

El diseño experimental fue completamente al azar, con cuatro repeticiones y unidades experimentales de 5,8 m2. Dado que se detectó relación lineal entre varianzas y medias en las variables números de plantas y de frutos, se transformaron los datos mediante la fórmula y=Ö x , mientras que en los casos de repeticiones con valores 0 o cercanos se empleó la trasformación y=Öx+1  (Sokal y Rohlf, 1981). A los datos  se les aplicó ANOVA y para comparar las medias de los tratamientos se utilizó el test de Student-Newman-Keuls al 5%.

 

Ensayo 1997/98:

Los plantines se obtuvieron usando sustrato comercial "Ready Earth" (Scotts-Sierra Horticultural Products Co.), manteniendo el resto de las condiciones similares a 1996/97. El trasplante se realizó con plantines de 40 días, con dos hojas verdaderas el 17 de noviembre de 1997. Las  plantas se dispusieron en líneas a 1,50 m a una densidad de 8.333 pl/ha. El riego fué presurizado ( por goteo) y se aplicó cada vez que el tensiómetro superaba los 20 bares.

 

Se evaluaron dos niveles de acolchado de polietileno negro de 50 m, en banda de 0,95 m lograda con polietileno de 1,20 m de ancho,  que cubrió el 63,3% de la superficie bajo cultivo (A);  y  banda de 0,50 m obtenida con polietileno de 0,70 m aplicado para cubrir el 33,3% de la superficie total (E). Los acolchados se colocaron 7 días antes del trasplante.  Las cintas de riego se dispusieron por debajo de estos, en el centro del camellón, al igual que las plantas.

 

A los 30 días del trasplante se evaluaron las malezas presentes a través de su densidad y peso fresco.  Inmediatamente se controló mediante azada  aplicada en forma manual (MANUAL) o en forma química con el herbicida Glifosato A (n.c. SULFOSATO 48%), en una concentración de 24 g p.a./l asperjado al follaje de las malezas hasta punto de goteo mediante mochila de presión manual (GLIFOSATO). Se registró el gasto de solución y los tiempos operativos para la aplicación del herbicida y para el control con azada. A los 50 días del trasplante se determinó la densidad y cobertura del cultivo y la densidad de las malezas. La cosecha se realizó cuando los frutos comenzaban a formar tejido de absición, en cuatro períodos de cosecha de una semana cada uno, evaluando el rendimiento parcial por semana y total de todo el período.

 

El diseño experimental fue completamente al azar, con cinco repeticiones y unidades experimentales de 4,8 m2. El tratamiento estadístico aplicado fué el mismo que el indicado para el ensayo 1995/96.

Resultados y Discusión

Ensayo 1996/97:

La aplicación de Pendimethalín + Linuron disminuyó la densidad de las gramíneas, que predominaron, y el peso fresco total de la malezas, sin alterar el escaso nacimiento de "chamico" (Datura ferox) ni el de la verdolaga (Poctulaca oleracea).   Con A la mezcla de herbicidas disminuyó el estand  del cultivo, posiblemente debido a que las plantas estaban sobre su borde y recibieron parte de los compuestos durante los riegos por el surco. Esto no sucedió con E debido a que las plantas se encontraban en el centro del camellón, a mayor distancia del surco de riego, con menor riesgo de recibir los herbicidas movilizados por el agua (Tabla Nº 1).

Tabla 1: Ensayo 1996/97: Estado del cultivo y las malezas a los 14 y 30 días del trasplante, respectivamente.

El rendimiento total de E con los dos tipos de deshierbe igualó al A con control manual de malezas, sin que exista diferencia entre estos tres tratamientos, mientras que todos superan a A combinado con los herbicidas preemergentes. El rendimiento en la segunda semana de cosecha presentó un comportamiento similar al de la cosecha total, mientras que en los otros perídos de cosecha no se presentaron diferencias significativas. El A con deshierbe manual produjo el mayor peso medio de los frutos en la segunda semana, no difiriendo con los dos deshierbes en E. Sin embargo, considerando el total de la cosecha, los pesos medios de los frutos son equivalentes (Tabla Nº 2). En A con HERBICIDA, debido a la menor densidad del cultivo sería esperable un mayor peso medio de los frutos o un mayor número de frutos a modo de mecanismo de compensación. Dado que esto no ocurrió (número de frutos no mostrados) evidenciaría fitotoxicidad de la mezcla de herbicidas, que disminuyó el peso medio de los frutos en la segunda semana de cosecha, en forma adicional a la disminución de la densidad del cultivo.

Tabla 2: Ensayo 1996/97: Rendimiento y peso medio de los frutos .

Ensayo 1997/98:

A los 30 días de iniciado el cultivo, el peso fresco de la maleza en los espacios no cubiertos por el acolchado fué similar al de los tratamientos del ciclo anterior que no recibieron herbicidas, aunque con una mayor densidad de malezas. Las gramíneas representaron el 61,0%, mientras que el "chamico" representó el 19,8%. El glifosato fué muy efectivo para controlarlas, ya que 20 días luego de aplicado redujo sustancialmente su densidad, pero no así el control manual que presentó deficiencias, en parte debido a rebrote de "yuyo sapo"  (Wedelia glauca), de hábito perenne. Por su parte el cultivo reaccionó en forma similar en ambos tipos de deshierbe, sin pérdida de plantas pero con mayor cobertura con  A (Tabla Nº 3).

 

Tabla 3: Ensayo 1997/98: Estado de las malezas a los 30 días del trasplante y de las malezas y el cultivo a los 50 días.

Debido a presentar mayor superficie para el nacimiento de malezas, el control con azada demandó mayor tiempo al disminuir la cobertura del suelo, ya que pasó de 8"/m2 con acolchado A a  20"/m2 con E. De un modo similar, el gasto de solución pasó de 58 cm3/m2 en A a 93 cm3/m2 en E, mientras que el tiempo demandado para aplicar el herbicida fué similar en ambos casos, ya que se requirió 7"/m2 en A y 8"/m2 en E.

 

El E complementado con Glifosato presentó un rendimiento total y parcial similar a el A, que con control MANUAL de malezas produjo el mayor rinde. El GLIFOSATO disminuyó levemente el rendimiento en A posiblemente debido a fitotoxicidad por salpicado, que se manifestó a los 20 días de pulverizado. Este efecto no ocurrió en E debido a que las plantas estaban menos expuestas porque presentaban menor cobertura del suelo y se encontraban alejadas de la zona de mayor nacimiento de las malezas (Tabla Nº 4).

Tabla 4: Ensayo 1997/98: Rendimiento y peso medio de los frutos .

Conclusiones

Los resultados encontrados en ambos experimentos sustentan la posibilidad de estrechar los acolchados plásticos para el cultivo de melón iniciado por trasplante, sin afectar el rendimiento total ni la precocidad. Si bien en ambos experimentos con la mayor cobertura del suelo el rendimiento fué mayor, con los acolchados que cubrieron solamente el 31,0 ó 33,3% del suelo los rendimientos no tuvieron diferencia significativa.

 

En 1996/97 la mezcla de herbicidas preemergentes realizó un buen control de malezas pero con acolchado A causó cierta toxicidad sobre el cultivo que se manifestó en disminución de la densidad del cultivo, menor peso medio de los frutos en la segunda semana y menor rendimiento total. En ese año el acolchado e funcionó muy bien tanto acompañado por los herbicidas preemergentes o con control manual.

 

También en 1997/98 el a rindió más, pero con control de malezas mediante GLIFOSATO el rendimiento del e fue similar. Ello no sucedió cuando el control de las malezas se realizó medianta azada, posiblemente debido al rebrote de malezas perennes, de mas difícil control 

 

Esto reafirma la importancia de la correcta selección de estretegias de control de malezas para estrechar el acolchado sin afectar el rendimiento ni la precocidad.

 

Bibliografía

Bellinder, R., Binning L., Yourstone K., Bonanno A., Gorski S.; Majek B.,  Neary P., Baron J., Holmdal J., Wallace R. 1993. Oxyfluorfen under clear polyethylene film controlled weeds in transplanted cucurbits. Weed Technology. 1993 (7): 3, 585-593.

Cantamutto, M., Ayastuy, M. y Elisei V. 1995. Incremento del rendimiento y precocidad en el cultivo de melón mediante transplante y mulch plástico. Horticultura Argentina 14(37):8-11.

 Cantamutto, M., Ayastuy, M. y Elisei V. 1995. Evaluación de herbicidas de aplicación temprana en cultivo de melón de trasplante. Planta Danhina 14 (1): 26-32.

Cantamutto, M., Ayastuy, M., Kroeger, I., Elisei V. y Marinángelli, P. 2000. Efectos del sistema de iniciación y del acolchado del suelo sobre la producción de melón en el Sur de la provincia de Buenos Aires. Revista de la Facultad de Agronomía 102(2):149-154.

Cantamutto, M., Irigoyen, J., Elisei, V., Kroeger, I. y Ayastuy, M. 2002. Control de Malezas en Melón (Cucumis melo L. Var. "Magnum 45" ) luego del trasplante. Agro-Ciencia 18(1):9-14.

Cornillon, P. y  Obeid, S. 1993. Influence of  root temperature and phosphorus content in the sustrate on muskmelon growth.  Advances in Horticultural Science 7(2):69-72.

Ferrato, J., Firpo, Y. y Zembo, J. 1988. Efecto del suelo acolchado y con sistema de microtúnel para la producción temprana de melón (Cucumis melo L.) a campo. Horticultura Argentina 7(17):21-27.

Gabriel, E., Cañadas, M. y Benito, R. 1994. Evaluación de la cobertura plástica de suelo en la producción temprana de melón (Cucumis melo L.). Horticultura Argentina 13(33):7-12.

Mungia, L., Quezada, R., Zermeno, G. & Pena, V. 1998. Plastic mulch effect on the spatial distribution of solutes and water in the soil profile and relationship with growth and yield of muskmelon crop. Plasticulture 116:27-32.

Robinson, R. & Decker-Walters, D. 1997. Cucurbits. CAB International (ed.), Wallingford, Oxon, England.

Salman, S., Bakry, M., Abou-Hadid, A. & El-Beltagy, A. 1991. The effect of plastic mulch on the microclimate of plastic house. Acta Horticulturae 287:417-425.

Sokal, R. & Rohlf, F. 1981. Biometry. Freeman (ed.), San Francisco, USA.

Takano, T. 1991. Effects of root-zone temperature by solution warming on the growth of tomato and melon plant in nutrient film technique.  Proceedings of the international simposium on applied thechnology of greenhouse. Baijing, China, 7-10 october 1991:244-248.

Yard, C. 1992. Optimization de lemploi des films plastiques dans la culture du melon. Plasticulture 95:40-44.

 
 
Secretaría de Investigaciones - Facultad de Ciencias Agrarias - Universidad Nacional de Rosario
Revista de Investigaciones de la Facultad de Ciencias Agrarias - ISSN Nº 1515-9116