Publicación cuatrimestral de la Facultad de Ciencias Agrarias UNR Distribución gratuita ISSN: 16698584  

 

  12|2008
 


Ing. Agr. Eduardo Casella1; Ing. Agr. Susana Zuliani2
Ing. Agr. Cecilia Severin2; Ing. Agr. Victorina Rivera Rúa2

1Cambio Rural, INTA
2Cátedras de Administración Rural
3Fisiología Vegetal
Facultad de Ciencias Agrarias
Universidad Nacional de Rosario
susanazuliani@arnet.com.ar

  Modelos representativos de flor de corte del cinturón Rosarino (Santa Fe)

Las especies de flor de corte más cultivadas en Argentina son clavel, crisantemo y rosa, complementadas con otras flores menores. La producción de flor de corte se concentra en la provincia de Buenos Aires, luego Corrientes, Santa Fe, Mendoza, Río Negro y otras provincias. Santa Fe, en particular el corredor Rosario-Casilda, se destaca por la producción de claveles, crisantemos, rosas y gladiolos (Jerez y Álvarez Parma, 2007).

Durante los años 2006 y 2007 se entrevistaron a los productores dedicados a flor y follaje de corte, ubicados en gran proporción en la ciudad de Pérez, 12 km al oeste del microcentro de Rosario. La superficie florícola total cultivada en dicho ciclo fue de 75,92 ha, representando las flores de corte el 65,61% de la misma, con 35 productores dedicados a esta actividad (Rivera Rúa et al., 2007)

El objetivo del fue determinar para el ciclo 2006-2007, los modelos representativos de flor de corte del área rosarina.

Para ello se entrevistaron a los 35 productores que se dedicaban a flor de corte, ubicados en la zona de influencia de la ciudad de Rosario (Pérez, Rosario, Soldini, Villa Gobernador Gálvez y otros). En las empresas florícolas se analizaron aquellas variables consideradas relevantes para elaborar los modelos representativos del área, tales como: los tipos de explotaciones, las especies más representativas en cuanto a número de productores que las cultivan y superficie asignada a las mismas, la cantidad de invernaderos (cada invernadero del área rosarina presenta una superficie de 300 m2, o sea que la presencia de 33 invernaderos constituirían una hectárea cultivada) por cada tipo de especie cultivada y la mano de obra utilizada.

Resultado y discusión
En la ciudad de Pérez (Capital Provincial de la Flor), se concentra la mayor proporción de productores de flor y follaje de corte, con un 62,5% de los floricultores, luego le sigue el cordón de la ciudad de Rosario, Villa Gobernador Gálvez y Soldini (12,5%; 7,5% y 5% respectivamente) del total de productores entrevistados.

Pueden identificarse dentro del área del Gran Rosario, tres grandes grupos de empresas (pequeñas, medianas y grandes), las que se destacan en primer lugar por la cantidad de invernaderos totales por empresa y luego por la mano de obra utilizada y el tipo de especies a las que destinan la superficie, como puede observarse en la Tabla 1.

En el área se encuentran 5 empresas grandes, 22 medianas y 8 pequeñas, que cultivan en promedio 3; 2,1 y 0,9 ha/unidad. Las grandes y las medianas empresas están ubicadas en el área de la ciudad de Pérez y las pequeñas se encuentran distribuidas en los pueblos vecinos.

Tabla 1: Modelos de empresas representativas de flor de corte del área rosarina

Elaboración propia en base al Censo 2006-07.

La tabla muestra grandes diferencias entre los tres grupos de empresas:

Pequeñas: trabajan con mano de obra familiar y mediero, contratando en alguna oportunidad asalariados. Realizan en promedio 30 invernaderos, de los cuales la mitad es destinado a crisantemo, en menor medida a clavel y muy pocos a fresia y gypsophila.

Medianas: también trabajan con mano de obra familiar y mediero, contratando asalariados. Realizan en promedio más del doble de invernaderos que las pequeñas y cultivan el mayor número de invernáculos con clavel, luego crisantemo, en menor medida lisianthus y gypsophila.

Grandes: tienen características empresariales, contratan mano de obra permanente y transitoria. Realizan más del triple del número de invernaderos que las pequeñas y cultivan especies comunes a las demás empresas y otras que las diferencian del resto por sus mayores costos de implantación del cultivo. Destinan el 40% del total a clavel, luego a crisantemo, además cultivan rosa y en menor medida lisianthus, gerbera y gypsophila.

El sector florícola del Gran Rosario emplea anualmente entre 220 y 250 personas, incluyendo mano de obra familiar y asalariada. Existen 27 empresas con mano de obra asalariada permanente, 19 con mano de obra asalariada transitoria y 14 en los que se combinan los dos tipos de mano de obra. La figura del mediero aparece en menor medida en las pequeñas y medianas empresas (Rivera Rúa et al., 2007).

En promedio, la cantidad de trabajadores fijos por tipo de empresa es 20 en las grandes, 14 en las medianas y 6 en las pequeñas. Existe aproximadamente un 20% de personal contratado en forma transitoria, en particular en las empresas grandes y medianas, y algo menos en las pequeñas.

Con respecto a lo que sucede en el cinturón rosarino se podría coincidir con lo expresado por Jordi (2007), quien sostiene que: “en la mayoría de los países emergentes, nuestros modelos de producción son intensivos en mano de obra y ha habido poco esfuerzo en la mejoría de los procesos productivos, en realidad, tenemos mucho para mejorar, dentro de nuestras empresas, mejorar los procesos productivos, reducir costos y trabajos repetitivos, acabar con las pérdidas y el re-trabajo”.

Más del 70% de los floricultores se dedica a la producción de crisantemo y clavel,con aproximadamente el 82% de la superficie de las principales flores de corte. En menor proporción están los que se inclinan por gypsophila y sólo el 20 % del total por rosa (Rivera Rúa et al., 2007)

En el censo 2001-02, la especie más representativa en cuanto a superficie cultivada fue crisantemo, en segundo lugar clavel y por último rosa, con 17,6%, 16,7% y 1,1% de la superficie florícola respectivamente (Rivera Rúa et al., 2006). En el período 2006-07, la especie más representativa pasó a ser clavel, en segundo lugar crisantemo y en tercer lugar rosa. El mayor incremento en la superficie cultivada se observa en rosa.

Conclusiones
En el área florícola rosarina se observan características comunes a los tres tipos de empresas identificadas, tales como dedicarse a crisantemo y clavel, pero también existen diferencias marcadas entre los modelos encontrados. El número de invernaderos varía entre 30, 70 y 100 según se trate de empresas pequeñas, medianas o grandes. Con respecto a la mano de obra empleada, los pequeños y medianos establecimientos trabajan con mano de obra familiar y mediero, contratando algunos asalariados transitorios.

Bibliografía

  • Jerez, M. C. y Álvarez Parma, M. B. 2007. Factibilidad Técnica, Económica y Financiera de la Producción de Flores de Corte en invernadero, en el Valle Central de la Provincia de Catamarca. http://www.produccioncatamarca.gov.ar/Publicaciones/contador.asp?
  • Jordi Castan. 2006. Perspectivas para el sector de floricultura y plantas ornamentales. Amenazas y oportunidades. 3er Congreso Argentino de Floricultura. La Plata, Buenos Aires.
  • Rivera Rúa, V.; Mancini, C.; Severin, C.; Zuliani, S. y Romagnoli, V. 2006. Caracterización del sector florícola del Gran Rosario. En: 3 er  Congreso Argentino de Floricultura y 8as Jornadas Nacionales de Floricultura. La Plata, Buenos Aires. p. 461-464.
  • Rivera Rúa, V.; Casella, E.; Zuliani, S. y Severin, C. 2007. Resultados económicos de las principales flores de corte del cinturón Rosarino (Provincia de Santa Fe). Ciclo 2006-07. En: 9as Jornadas Nacionales de Floricultura. Salta, Argentina. p. 174-176.