Publicación cuatrimestral de la Facultad de Ciencias Agrarias - UNR -Distribución gratuita  

 

  12 | 2003
 

Agr. Jorge Maroni
Cátedra de Maquinaria Agrícola

Facultad de Ciencias Agrarias
Universidad Nacional de Rosario
 
Uniformidad de localización de las semillas en el suelo utilizando un abresurcos de cuchilla plana con zapata rotativa
 

Resumen de los principales aspectos del trabajo efectuado en el marco del Convenio de Vinculación Técnica Facultad-Giorgi SA, con la participación de todos los docentes y auxiliares alumnos de la Cátedra de Maquinaria Agrícola.

Introducción

Una siembra eficaz es aquella donde la diferencia entre la cantidad de plantas posibles de obtener y las emergidas es mínima, la separación entre ellas es uniforme y el tiempo transcurrido para emerger es el mínimo para el conjunto de la población. Sembrando sobre suelos no arados y utilizando  abresurcos de discos, Hegge y Billot (1999), determinaron variaciones entre 12-17 mm en el desvío Standard de la profundidad de las semillas, para profundidades promedio de 35 mm, es decir un coeficiente de variación del orden del 34-48%.

Una profundidad uniforme dará lugar a que la brecha entre las primeras plantas emergidas y las últimas sea mínima. Las profundidades mayores a la óptima pueden llegar a impedir la emergencia; las menores podrían localizar las semillas en una zona inadecuada para su germinación y en casos extremos quedar la semilla sobre la superficie, ocasionando, en todos estos casos, pérdidas sobre la densidad de plantas programada.

El trigo presenta cierta capacidad para compensar las deficiencias en la población y/o irregularidades en la distribución espacial de las plantas, ya que pueden incrementar el rendimiento individual de cada una de ellas. Si bien es una especie con capacidad macolladora genéticamente condicionada, esta propiedad está relacionada con varios factores del ambiente, entre ellos la densidad (Polidoro O. et al., 2000). Para cuantificar la capacidad de un abresurcos de cuchilla plana con zapata rotativa para localizar las semillas, funcionando bajo diferentes características de la superficie del terreno, se realizó un ensayo con el objetivo de establecer la variabilidad en la profundidad de localización de las mismas.

Materiales y métodos

Se utilizó una sembradora de 22 líneas para siembra directa; abresurcos de cuchilla lisa de corte de 406 mm de diámetro con rueda adosada para el control de la profundidad y una zapata rotativa de 330 mm de diámetro con rueda asentadora de residuos. Las evaluaciones se realizaron sobre un terreno sin labranzas, proveniente de un cultivo de siembra directa de soja sobre trigo. Se sembró a las velocidades de 8  y 10 km/h sobre un tramo normal del terreno (plano) y otro irregular (ondulado).

La magnitud de las irregularidades del terreno ondulado se representa en el gráfico 1 donde el valor 0 indica el nivel máximo de las ondulaciones del terreno, oscilando la profundidad de las depresiones entre dicha cota y la ara determinar la profundidad a la que fueron depositadas las semillas, una vez emergidas las plantas, se sujetaron las mismas a nivel de la superficie mediante una pinza de labios planos de 5 cm de ancho, extrayendo las plantas y sus raíces. La profundidad se estableció midiendo desde cada una de las semillas de trigo hasta el borde de los labios de la pinza (superficie del terreno). Se tomaron dos datos cada 0,16 m, en tres repeticiones, totalizando 50 datos para cada una de ellas. Se efectuó el análisis de la variancia (ANOVA) para un diseño factorial de 2 x 2. Se determinó el Desvío Standard y el Coeficiente de Variación para establecer la dispersión relativa.

Gráfico 1: Perfil y dimensiones de las irregularidades del terreno, tramo ondulado.

Resultados y discusión

En la tabla 1 se presentan los resultados correspondientes a la distribución de la profundidad promedio a la que fueron depositadas las semillas trabajando a dos velocidades y sobre un terreno con perfiles superficiales diferentes.

Tabla 1: Profundidad media y dispersión en la localización de las semillas para dos tipos de superficie del terreno.

Parámetros

Velocidades de trabajo

8 km/h

10 km/h

Superficie del terreno

Plana

Ondulada

Plana

Ondulada

Prof. Media (mm)

54,80a

54,63a

50,75b

50,91b

DS (mm)

8,7

10,5

9,4

13,3

CV (%)

15,9

19,3

18,5

26,2

Valores seguidos de letras iguales no difieren significativamente entre sí (p > 0,05). Valores con letras diferentes, presentan diferencias significativas (p < 0,05).

La mayor dispersión correspondió a la siembra sobre terreno ondulado y trabajando a una velocidad de 10 km/h. Se encontraron diferencias estadísticamente significativas (nivel 5%) entre las dos velocidades de avance. Para ambos tipos de terreno, la profundidad de siembra promedio disminuyó alrededor de 4 mm cuando se incrementó la velocidad. No se presentaron diferencias significativas con respecto a la interacción entre las dos velocidades de trabajo y los dos tipos de perfil del terreno, con relación a la profundidad de siembra.

En la tabla 2 se presenta un análisis detallado sobre la variabilidad en la profundidad de localización de las semillas para el terreno ondulado, considerando los sectores de terreno más elevados (lomo) y los sectores más deprimidos (bajo), para cada velocidad.

 

Tabla Nº 2: Profundidad media y dispersión en la localización de las semillas para terreno de superficie ondulada, en dos sectores del mismo.

Parámetros

Velocidades de trabajo

8 km/h

10 km/h

Sector del terreno ondulado

Lomo

Bajo

Lomo

Bajo

Prof. Media (mm)

60,25a

47,28b

59,59a

39,25c

DS (mm)

8,9

7,6

9,3

7,9

CV (%)

14,8

16,2

15,6

20,2

Valores seguidos de letras iguales no difieren significativamente entre sí (p > 0,01). Valores con letras diferentes, presentan diferencias altamente significativas (p < 0,01).

Conclusiones

Trabajando con un abresurcos de cuchilla plana con zapata rotativa a 8 y 10 km/h, la variabilidad en la profundidad de localización de las semillas, se mantuvo por debajo de los parámetros típicos para los abresurcos de discos, ya sea sobre una superficie plana o con irregularidades. El mejor comportamiento se obtuvo en terreno plano y a la velocidad menor.

Trabajando sobre una superficie irregular, existe interacción entre las velocidades de trabajo y los sectores del terreno caracterizados como lomos o bajos, originándose variabilidad en la profundidad de siembra entre ambos sectores, aunque los valores se mantienen por debajo de los parámetros típicos para los abresurcos de discos.

Bibliografía

- Heege, H.; Billot, J.F., 1999. Bill A. Stout, editor. Plan Production Engineering. Vol. III, Seeders and Planters. CIGR Handbook of Agricultural Engineering. A.S.A.E., pp 228-231. .

- Polidoro, O.; Calzolari, A.; Conta, H.; Parisi, l., 2000. El potencial de macollaje y su relación con la densidad de siembra en dos cultivares de trigo. Revista de tecnología Agropecuaria. INTA Pergamino; Vol. IV, nº 10. p 22-23.