EL PARQUE JOSÉ FÉLIX VILLARINO

Área Protegida del Paisaje Cultural de Administración de la UNR

Localización
La Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Rosario está ubicada en la localidad de Zavalla, departamento Rosario, Provincia de Santa Fe, a los 33º01′ de latitud Sur y 60º53′ de longitud Oeste. Ocupa un predio de 507,35 ha, de las cuales 100 ha, de forma cuadrangular, están ocupadas por el parque J.F. Villarino, que alberga sus principales instalaciones edilicias y una escuela primaria.

Reseña histórica
El predio de la Facultad es un legado de la familia Villarino al Poder Ejecutivo Nacional, por el cual donan la propiedad Granja “La Estrella” de aproximadamente 500 ha. En este legado, se especificaba que en 100 ha de este campo, se fundara un Colegio Nacional con internado para educación agrícola y se destinara parte de la superficie a la creación de un parque que llevaría el nombre “José Félix Villarino”, en memoria del padre del legatario. Entre 1937 y 1940 se elaboró el proyecto del parque y escuela, mencionándose como su creador, fundador y autor al Dr. Carlos David Storni (1884-1977), mientras se desempeñaba como Director General de Agricultura y Defensa Agrícola de la Nación. Las obras comenzaron en 1940 sin fecha cierta de terminación.

En la memoria del año 1945 se indica que había un vivero de aproximadamente 6 ha, donde se producían plantas leñosas, parte de la producción se enajenaba y el resto se incorporaba a las arboledas. También se menciona en dicha memoria que se cosechaban semillas forestales. En el año 1946, por resolución ministerial, se crea una escuela de jardinería en el predio.

Posteriormente, el Ministerio de Agricultura cede el uso del Parque Villarino y el campo anexo al Ministerio de Educación quien a su vez los cede a la Universidad Nacional de Rosario que recibe “para uso y goce” el predio con sus instalaciones.

La universidad destina el predio al Campo Experimental de la Facultad de Ciencias Agrarias y establece que en el mismo se construya el edificio de la Facultad y sus instalaciones complementarias. Siguiendo las instrucciones del legado, la UNR localiza en un extremo cercano al pueblo una escuela primaria a la que asisten los niños del pueblo de Zavalla y alrededores.

La Facultad de Ciencias Agrarias inicia sus actividades el 3 de abril 1967 en la ciudad de Rosario, dependiendo de la Universidad Nacional del Litoral hasta 1968, cuando se crea la Universidad Nacional de Rosario y se traslada definitivamente al Campo Experimental de Zavalla en abril de 1994.

Diseño
El diseño original del parque es simple y simétrico, teniendo como eje un bulevar central que conecta la entrada principal con el edificio de la facultad. Los árboles se encuentran flanqueando los caminos en una o varias hileras y en pequeños grupos en los espacios abiertos. En su mayoría exóticos, estos árboles armonizan sus diferentes alturas, formas y tamaños de copas, con follajes caducos y perennes, variando su aspecto a lo largo de las estaciones del año. Este diseño ha sido mayormente modificado por la apertura de nuevos caminos y el cierre de otros, a medida que se fueron ampliando las construcciones.

Vegetación
Las arboledas originales están conformadas por 160 especies, pertenecientes a 47 familias botánicas. En los sectores abiertos se encuentran céspedes espontáneos que presentan un 83% de especies nativas, muchas de ellas integrantes del pastizal pampeano original de la zona. Estos céspedes se mantienen con cortes frecuentes.

En los sectores sin mantenimiento del césped, tiene lugar un proceso de invasión de especies leñosas que forman núcleos boscosos caracterizados por la dominancia de distintas especies: Acer negundo, Ligustrum lucidum, Bauhinia forficata, Ulmus americana,Tecoma stans, Broussonetia papyrifera, Fraxinus pennsylvanica, Juglans nigra y otras. Las dos primeras suelen formar núcleos boscosos casi puros.

En todo el parque es posible encontrar también especies de vegetales inferiores tales como musgos, hongos y helechos. A pesar de los cortes de césped necesarios para su mantenimiento y ocasionales pastoreos de vacunos y ovinos; prácticamente el suelo no ha sufrido disturbios, a diferencia de los campos circundantes que se encuentran bajo agricultura permanente.

Fauna
Las aves constituyen la fracción más visible de la fauna del parque. Se han identificado más de 60 especies pertenecientes a 29 familias y 12 órdenes respectivamente, de las cuáles cerca del 60% anidan en el área y sus zonas circundantes donde logran los recursos para satisfacer sus necesidades de alimentación, refugio y reproducción. Destacan por su papel preponderante en las cadenas tróficas; varias especies de rapaces diurnas y nocturnas (lechuzas, gavilanes, chimangos, caranchos, halcones y otras), por el control que ejercen sobre las poblaciones de roedores y la eliminación de los animales muertos.  Aves migratorias que nidifican en el hemisferio norte y en otras regiones del país, utilizan el sitio para pasar una parte del año, tales como la tijereta y el churrinche (paseriformes). Entre los cucúlidos destacan por su abundancia la pirincha, y entre los psitácidos, la cotorra verde. Existen también varias especies de carpinteros (piciformes) y de furnáridos (el hornero, nuestra ave nacional). Están bien representados los ictéridos (tordos), mímidos (calandria) y túrdidos (zorzales). En el año 2015 se inició un nuevo relevamiento de la avifauna, con miras a la actualización de la lista de las “Aves del Parque Villarino y zonas adyacentes”; ya que la primera lista abarca el período 1998-2004. De este modo se pretende registrar la aparición de nuevas especies, la desaparición de otras y eventualmente explicar la razón de estos cambios.

En relación a las demás clases de vertebrados; entre los mamíferos destacan los órdenes quirópteros (murciélagos), marsupiales (zarigüeya), edentados (mulita) y roedores con varios representantes. En época de lluvias se registra la presencia de sapos, ranas y escuerzos (anfibios). En la clase de los reptiles se pueden observar varias especies de lagartijas, el lagarto overo y varios géneros de culebras, con otros tantos representantes.

Se estima en varios miles el número de invertebrados (Insectos, arácnidos y otros), los cuáles resultan imprescindibles para el mantenimiento de procesos ecológicos tales como la descomposición de la materia orgánica, el reciclado de los nutrientes y la polinización de las plantas.

El valor del parque
El parque Villarino por su biodiversidad, por los procesos de invasión y dinámica de comunidades que se dan en él, por ser refugio de especies nativas, por ser lugar de propagación de adventicias, por su valor educativo y estético, y por otros aspectos ya señalados, es un espacio verde único en una amplia región agropecuaria. Sus distintas fisonomías brindan variedad de hábitats que estarían actuando como refugios para un gran número de especies vegetales nativas que se encuentran en riesgo de extinción, algunas ya prácticamente desaparecidas en la región, como consecuencia del proceso de agriculturización, que comenzó hace aproximadamente cien años y que se profundizó en los últimos treinta con el monocultivo de soja. Alberga además un importante número de especies de vertebrados, como así también multitud de invertebrados.

Por los motivos expuestos el parque fue declarado Área Protegida del Paisaje Cultural de Administración de la UNR, por Res. CD N° 459/11 y Res. CS N° 890/12. Esta es una categoría definida por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN) referida a áreas cuyas características son el resultado de la interacción entre el hombre y la naturaleza. Se refiere a aquéllas generadas por el hombre a través de actividades productivas, o que por su valor histórico, asociado a rasgos naturales de importancia (flora y fauna) y aspectos paisajísticos, se reservan con propósitos culturales, científicos, educativos y turísticos; con la prohibición de toda acción que produzca el deterioro o destrucción de estos valores. Dadas las características del área, las actividades deberían estar dirigidas a mantener la calidad del paisaje, mediante planes de ordenamiento adecuados. En el año 2015 se concretó la inscripción del parque en la Agenda Internacional para la Conservación en Jardines Botánicos (BGCI), correspondiéndole el n° 48 dentro del país y el n° 5142 en el orden internacional. Además, el 8 de junio de 2016 fue nombrado Sitio Importante para la Conservación de los Murciélagos (SICOM) por la Red Latinoamericana y del Caribe para la Conservación de los Murciélagos. Habiendo sido registrado con el código: S-AR-005

Recomendaciones a los visitantes

¿Qué no debemos hacer en el parque?

  • No extraer, cortar, quebrar o podar ejemplares arbóreos, arbustivos o herbáceos de cualquier especie, tamaño o edad.
  • No lastimar los árboles con cuchillos, hachas, machetes. No pintarlos.
  • No extraer tierra, ni dejar pozos abiertos.
  • No dejar residuos (embolsarlos y dejarlos en los cestos habilitados).
  • No dejar piedras, ladrillos, alambres, hierros, envases de vidrio y plástico, etc.
  • No hacer fuego fuera de los parrilleros habilitados, ni dejarlo encendido.
  • No utilizar armas de fuego, trampas, hondas, etc.
  • No abandonar ni dejar sueltas las mascotas.
  • No circular con motos ni cuatriciclos por los senderos internos.

¿Qué podemos hacer en el parque?

  • Mediante caminatas, disfrutar de su frondosa arboleda, con los matices  multicolores que nos ofrece a lo largo de las estaciones del año.
  • Observar las aves y escuchar sus cantos.
  • Desplazarse con calma y en silencio (con vehículos circular a paso de hombre).
  • Utilizar binoculares y cámaras fotográficas para las observaciones

El parque es para todos y todos debemos cuidarlo.

Cabe mencionar que el parque cuenta con una Comisión Asesora sobre temas vinculados al mismo.
Dirección de contacto: comisionparque-agr@unr.edu.ar

Jose Félix Villarino Park

Protected area of the cultural landscape administrated by the National University of Rosario (UNR)

Location
The College of Agricultural Sciences of the National University of Rosario is located in Zavalla, in the District of Rosario, Province of Santa Fe, at 33º 01’ South latitude and 60º 53’ West longitude. The main College facilities and a Primary State school occupy a quadrangle of 100 ha. within a 507.35 ha land.

History of the Park
The site of our College was donated by the Villarino family to the National Government. In its will, it was stipulated that, within 100 ha of the 500 “La Estrella” farm, a National agricultural boarding School was founded and a park called José Félix Villarino, in memory of the donor´s father, was to be established. Between 1937 and 1940, the park and the school were planned by Dr Carlos David Storni (1884-1977) who was the Chief Executive of the Ministry of Agriculture and Agricultural Defense responsible for designing and executing the project. The works started in 1940 with no specific due date.

In the 1945 annual report, it is recorded that the park was home to a 6 ha greenhouse where woody plants were grown for sale and others for their development in the park. The harvest of forest seeds is also documented. In 1946, a gardening school was founded in the estate by a Ministerial decision.

Later, the Ministry of Agriculture transferred the Park and the field to the Ministry of Education. Likewise, the latter granted the use and usufruct of the field and its facilities to the National University of Rosario (UNR). The University allocated the land to the Experimental Field of the College of Agricultural Sciences and stated that the college building and its complementary facilities be built on it. Under the donor´s will, the UNR established a primary school near the park entrance to which children from Zavalla and the area currently attend.

The College of Agricultural Sciences opened on 3rdApril 1967 in Rosario under the administration of the National University of The Litoral and moved permanently to its present location in April, 1994.

Landscape architecture
The initial landscape design is simple and symmetrical, with a central boulevard that goes from the main entrance to the College building. The roads are flanked with trees in one or several lines and there are small groups of trees in the open space. Most trees are non-native, evergreen or deciduous species that seasonally change and are harmonious to the surroundings in terms of colour, height, shape and canopy size. This first design has been mostly altered due to the opening up of new roads and the closing of others as the buildings were enlarged.

Flora
The original wood is made up of 160 species from 47 plant families. In the open space, 83% of the spontaneous grasses are native and belong to the Pampas grasslands. These grasses are often mown, while the areas with wild grasses have been under a process of woody encroachment formation characterized by the following dominant species: Acer negundo, Ligustrum lucidum, Bauhinia forficata, Ulmus americana,Tecoma stans, Broussonetia papyrifera, Fraxinus pennsylvanica, Juglans nigra and others. Acer negundo and Ligustrum lucidum tend to form almost pure woody areas. Mosses, fungi and ferns can also be found throughout the park.  Despite the necessary maintenance mowing and occasional cattle and sheep grazing, the soil has been practically undisturbed, in contrast to the surrounding fields which are constantly farmed.

Fauna
The birds are the most readily seen in the Park. More than 60 species belonging to 29 families and 12 orders respectively have been identified. About 60% of them nest in the area and its surroundings where they get the resources to meet their feeding, shelter and reproductive needs. Several species of nocturnal and diurnal birds of prey such as owls (Tyto alba), “gavilanes” (Circus buffoni), “chimangos” (Milvago chimango), “caranchos” (Caracara plancus), falcons and others play a significant role in the trophic paths since they feed on dead animals and keep the rodent populations at bay. Migratory birds such as “tijeretas” (Tyrannus savana) and “churrinches” (Pyrocephalus rubinus–passeriforms), which nest in the northern hemisphere and also in several regions of Argentina, fly over to the park during part of the year. There is an abundance of “pirinchas” (Guira guira), among the Cuculidae, and of monk parakeets (Myiopsitta monachus), among the Psittacidae. There are several species of woodpeckers (Piciformes) and of Furnarius (Passeriformes, such as our National Bird, the “hornero” Furnarius rufus). There are also representatives of the Icteridae (“tordos”), Mimidae (“calandrias”), and Turdidae (“zorzales”) families. In 2015, new data of the avifauna was gathered in order to update the first recorded list from 1994 to 2004. Hence, the arrival of new species and the disappearance of others have been documented and the changes explained.

As regards the rest of the vertebrates, there are several representatives of orders Chiroptera (bats), Rodentia, Marsupialia (“zarigüeyas”) and Edentata (armadillos). Amphibians such as toads, frogs and horned frogs are recorded especially during rainy seasons. From the Reptilia class, there are some species of lizards, black and white tegu lizards, and several species of the Colubridae.

It is estimated that there are about several thousands of invertebrates (including insects, arachnids and others) which are essential for such ecological processes as organic matter decomposition, nutrient cycling and plant pollination.

The Park worth
The Villarino Park is considered a unique green area within a wide agricultural region due to its biodiversity, the community dynamics and invasion processes it goes through, its native species richness, its adventitious seeds propagation potential and its educational and esthetic worth. It is also home to many vertebrate as well as invertebrate species. The diverse landscape features offer a variety of habitats which support a great number of native plant species at risk of extinction, though some have almost disappeared as a result of “agriculturization”. This process started about a hundred years ago and has deepened in the last thirty years with soybean monoculture.

Thus, the park was declared Protected Area of the Cultural Landscape under the UNR administration, according to Resolution N° 459/11 of the Board of Directors and Resolution N°890/12 of the Governing Board. The area has thus been classified following the categories defined by the International Union for Conservation of Nature (IUCN) as the result from the interaction between people and nature. This means men modified it through their socio-economic activities, or that due to its historical value associated to significant natural values (flora and fauna) and landscape, it is protected for cultural, scientific, educational and touristic purposes. Any threats to these values are prohibited and any activity undertaken should be aimed at sustaining landscape quality through adequate management plans. In 2015, the park was finally registered with the International Agenda for Botanic Gardens in Conservation (BGCI) and was assigned N° 48 in the list of national gardens, and N° 5142 internationally. Besides, on 8th June 2016 the Latin American and the Caribbean Network for Conservation of Bats (Spanish acronym RELCOM) designated the park a Site of Importance for Bat Conservation (Spanish acronym SICOM) and registered it with the code: S-AR-005.

Recommendations for visitors

No person shall:

  • pluck, cut, destroy, or injure any plant, bush or herb specimen of any species, size or age.
  • damage the trees with knives, axes or machetes, or paint their bark.
  • remove or dig ground and leave pits open.
  • drop or leave litter (except in bags and into the receptacles provided for that purpose).
  • drop or leave bricks, stones, wires, iron objects, glass or plastic containers, etc. in any part of the park.
  • light a fire or leave it burning unattended in any place other than authorized grill spots.
  • discharge any firearm or weapon, set traps, or use slingshots, etc.
  • bring into unleashed pets or leave them in any part of the park.
  • ride motorbikes or quadbikes along the internal trails.

It is recommended to:

  • walk around enjoying the leafy woods and their colorful hues throughout the year.
  • watch birds and listen to their songs.
  • move around calmly and quietly (if by any vehicle, drive at a walking pace).
  • use binoculars and cameras.

The park is for everyone to enjoy and everyone must care for the park.
There is also an Advisory Board that deals with the park issues. Contact: comisionparque-agr@unr.edu.ar

Parque Villarino – Zavalla Santa Fe – La Primavera

Fuente de estos Videos: Alberto Rubio Alberto

Parque Villarino – Zavalla Santa Fe – El Verano

Fuente de estos Videos: Alberto Rubio Alberto

Parque Villarino – Zavalla Santa Fe – El Otoño

Fuente de estos Videos: AlbertoRubioAlberto

Parque Villarino – Zavalla Santa Fe – El Invierno

Fuente de estos Videos: AlbertoRubioAlberto

AUTORIZACIÓN A GRUPOS DE ACAMPANTES PARQUE “J. F. VILLARINO”

DISFRUTE DEL PARQUE, COLABORE CON SU MANTENIMIENTO Y CONSERVACION. RECUERDE QUE LA BELLEZA DE LOS LUGARES NATURALES ES PATRIMONIO DE TODOS Y CUALQUIER ACCION QUE ATENTE CONTRA ELLOS NOS PERJUDICA.

DESCARGAR SOLICITUD

Esta autorización se concede dentro del marco de las siguientes limitaciones y obligaciones

1) Se deja expresa constancia que no implica ninguna responsabilidad para las autoridades de esta Facultad cualquier hecho o acto provocado por los acampantes, o negligencias o culpas , aún cuando sean debidas a causas ajenas al campamento.

2) Lugares de acampe y limitaciones con respecto a Instalaciones

El área del Parque permitida para acampar está delimitada en el plano al reverso de la presente.
Dicha autorización no incluye el uso de las instalaciones edilicias de la Facultad de Ciencias. Agrarias UNR

  1. No acercarse a los edificios, ni utilizarlos como reparo para acampantes y/o sus equipos en días de lluvias.
  2. Cuidar las instalaciones de los baños ( sólo habilitados con el pago de un canón) . No lavar manos y objetos embarrados o arrojar elementos que puedan obstruir los desagues de piletas y/o inodoros.
  3. No se permite hacer bordes y pozos para carpas fuera de los sectores habilitados Dichos bordes deben ser tapados correctamente.

3) Residuos

  1. El área de acampe debe quedar libre de desperdicios, los mismos deben ser embolsados y colocados en los cestos habilitados para su posterior retiro.
  2. Si efectúa algún tipo de actividad como ser: mangrullos, refugios, etc. verifique que el lugar quede como lo encontró. No se permite acumular piedras, ladrillos, ramas etc., puesto que significan un riesgo para el operario que desmaleza el lugar.

4) Vida Silvestre y Hábitat

Están terminantemente prohibidas toda acción que atenten contra la flora y la fauna del Parque como ser:

  1. Realización de fuegos fuera de los parrilleros habilitados; fuegos que puedan dañar árboles y arbustos y fuegos difíciles de controlar. Verificar que antes del retirarse los mismos queden totalmente extinguidos.
  2. Poda o corte de ramas y/o troncos de cualquier especie arbórea, sin importar su tamaño o edad, para su uso en la realización de fuegos, construcción de reparos, etc. Sólo podrá usarse material seco caído en el suelo (ramas y troncos).
  3. Extracción de ejemplares arbóreos, arbustivos ó herbáceos ornamentales de cualquier especie, tamaño ó edad.
  4. Queda terminantemente prohibido el uso de armas de fuego y la caza de aves (inclusive con trampas, pega-pega, etc.) o cualquier otro tipo de animal.

Horarios :
El predio del Parque permanecerá cerrado al acceso vehicular durante el horario de 20.00 a 6.00 Hs sin excepción. Una vez concluída la visita, se ruega notificar al Guardia de turno la hora aproximada de partida.